martes, 19 de enero de 2010

Con las pilas cargadas

Las navidades me encantan, pero he de reconocer que no son el mejor momento para las labores, por lo menos en mi caso. Con los niños en casa y ese horrible tiempo que tuvimos en Madrid era casi imposible hacer nada (yo, mala madre, reconozco mi alegría inmensa cuando el pasado lunes volvieron al cole, casi se me saltaban las lágrimas). Luego aproveché para hacer recados y papeleos varios que tenía pendientes, incluso he llegado a ir alguna que otra rebaja, aparecieron de repente tambien varias "conjunciones planetarias" de esas, y he tenido un poco desatendido el blog.

Pero ya vuelvo, con las pilas bien cargadas y tengo pendientes muchas cosas que enseñaros, regalitos navideños y algunas cosillas que he podido ir terminando. Pero eso será a partir de mañana porque hoy quiero hablaros de otra cosa.

Ayer, lunes 18, me dieron mi cuarta sesión de quimio. Parece mentira que ya esté en la mitad del tratamiento, definitivamente el tiempo, si estas entretenido, no vuela sino que coge velocidades supersónicas. El primero y el segundo apenas me afectó, pero con el tercero, que me lo dieron el 28 de diciembre, estuve casi una semana algo fastidiada y aunque hice casi mi vida normal (con bastantes siestas), me encontraba revuelta y con mal cuerpo. Vamos, que la cena y las uvas del 31 las tomé por la familia y con buena cara para disimular un poco, aunque si por mi fuera hubiera estado en la cama a las nueve. Es de suponer que esta semana sea bastante parecida, pero cinco dias pasan volando y luego tengo dos semanas completas que estoy muy bien así que no me puedo quejar. Estoy muy contenta porque el bulto, que antes ocupaba unos dos tercios del pecho, ya apenas se me nota. La oncóloga dice que va muy bien, que el tratamiento está funcionando genial y que ella también está contenta. Eso también me hace cargar las pilas.

Todavía me quedan otras cuatro sesiones, pero con estas me van a cambiar la medicación y por lo que me han dicho supuestamente no me provocarán nauseas y mareos, aunque bajan mucho las defensas, que por lo de ahora (gracias a las comidas de mi madre) están bastates altas. Luego, ya en mayo, veremos el resultado del tratamiento a ver qué pasa, si me operan o si ha desaparecido completamente el bicho. Aprovecho para daros millones de gracias desde el fondo de mi corazón a todas las que me llamais, escribís, me dejais comentarios o estais pendientes de mi de alguna forma, porque me ayudan mucho vuestros animos y me aumentais las fuerzas y las ganas de continuar cuando tengo algún día malo. Ya os seguiré contando, dentro de varios meses para no agobiar.

Lo dicho, mañana empezaré a colgar lo atrasado y enseñaros qué cosas hay en mi cesto de "próximos". Feliz semana.

14 comentarios:

Bea dijo...

Me alegra un montón leerte y saber que todo esta saliendo tan bien. He pensado en escribirte estas semanas pero entre las rebajas que me ha tocado revisar precios y que desde el jueves he estado de feria en Zaragoza... tenía yo un remordimiento por no encontrar tiempo disponible que ni te cuento.
Ya tengo las agujas de madera. Ya te contaré.Bss

Nivaira dijo...

Me alegra verte con tan buen estado de ánimo !!!!.

Alicia8660 dijo...

Bien, bien, bien, me alegro que el jodio ese, se vaya encogiendo.
Eres una campeona
Muchos besos

aysezhu dijo...

¡Dí que sí! Me encanta leerte. Besos, wapa.

Marcela dijo...

Más besos Hele!!! para completar los del mail!! y te digo que me voy a portar bien, pero Papá Noel va a tener que juntar mucha plata para llevarme a verte!!! Igual, uno nunca sabe!!! Quiero ver esos trabajos!!!

Sara dijo...

Esa Helena, esa Helena eh! eh!, si es que no me extraña nada que el bicho ese haya decido marcharse, él venia a vaguear y debe estar acojonado con tu fuerza, tus ganas de todo y fijo que ha visto ya las agujas de las labores....

ánimo guapa, sigue así y ala a enseñarnos todas esas cosas chulisimas que tienes escondidas.

besos

beatriz dijo...

¡¡¡¡ Hola !!!! Ya te echabamos de menos... Me alegro que todo vaya bien, sigue asi, que los pensamientos positivos tambien son curativos. Un beso y animo, que ya has pasado la mitad y la linea de meta ya se ve alla a lo lejos...

Amalia dijo...

Me alegro un montón por la disminución del tamaño del "bicho".
Un besazo

Pilar dijo...

Hola guapa. El otro día estaba yo haciendo cálculos de que ya te tocaba otra vez "sesión". Y te quería mandar mensajito de ánimo y todo eso, pero también tengo mil cosas que hacer y se me olvidan la mitad de las cosas. No se me olvida que te debo algo, y que debería haberlo hecho para cuando hizo tanto frío en esos días de bajo cero, jejeje. Pero todo llegará.

Besitos. Pilar Márquez

Estefania dijo...

Me encanta ver que tienes ese ánimo tan bueno y que las cosas van así de bien. En cuanto a lo del tiempo, que me vas a contar a mí, tengo una nena de 13 meses que solo quiere que este por ella y no me deja hacer prácticamente nada, con la de ideas que tengo...ainssss que le vamos a hacer ella es la ilusión de mi vida y lo primero.
Estoy deseando que nos enseñes esos nuevos trabajitos que comentas...
Un besote

María dijo...

¡Me alegro mucho de que vaya todo tan bien!

Zuriñe dijo...

tienes un ánimo envidiable, ésta semana pasará volando y dentro de nada todo acaba..... y por supuesto ya buscaremos un hueco para celebrarlo....
besos

Mercedes dijo...

¡Toma ya! Estupendo , Helena. El tratamiento está funcionando y es maravilloso lo que cuentas.
El tiempo pasa volando, ya ves. Cuando te quieras dar cuenta estás celebrando tu cumple.

Pilar dijo...

Hola Helena, no conocía tu blog, pero me ha encantado visitarlo, y sobre todo me gustaría darte la enhorabuena por ser una persona tan positiva y con tanta fuerza, y también, como no, por tener esos tres hijos tan guapísimos (vestidos con los trajes que les has hecho en Navidad, que son una monada.
Me alegra leer que todo va saliendo bien para ti.
Un abrazo.